Susana Gutierrez Posse

Susana Gutierrez Posse

 

Autora teatral y Psicoanalista, Licenciada en Psicología egresada de la Universidad de Buenos Aires. Directora de la Institución Grupo Diez de asistencia y prevención de las Adicciones. Desde ese marco realiza diferentes proyectos de Prevención a través del arte, uno de ellos es el Concurso Los jóvenes y la creación. Teatro por la vida. Convocando a escribir obras sobre las adicciones, con la participación de Sedronar, Secretaría de Cultura e Instituto Nacional del Teatro. Es autora de trabajos teóricos publicados en libros y revistas e intervino en congresos, mesas redondas y encuentros nacionales e internacionales con ponencias tales como “Las marcas de la escritura femenina en el teatro argentino” “El proceso del acto creador.” “Psicoanálisis y creación”.

Se inicia en la dramaturgia integrando el taller coordinado por Mauricio Kartun.

Desde el año 1998 participa de un taller de autogestión sobre escritura teatral integrado actualmente por Susana Torres Molina. Victor Winer. Lucia Laragione. Adriana Tursi. Gilda Borna. Con “El grupo de los jueves” desarrollaron diferentes proyectos, escritura de obras, puestas en escenas y publicaciones conjuntas con autores de España y México (Monólogos de dos continentes, Exilios, La noticia del día y otros).

Algunas de sus obras más destacadas que han recibido reconocimientos internacionales son “Brilla por Ausencia”, Seleccionada como finalista del XXIII Premio Tirso de Molina de España. Seleccionada en el Concurso de la Fundación Carlos Somigliana. Se estrena en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín. Buenos Aires. “La vida…es otra cosa”, seleccionada por el Centro Cultural Ricardo Rojas, Universidad de Buenos Aires. Se estrena en el Teatro del Pueblo y en el Festival Internacional de Teatro, Buenos Aires. “Victoria” ,obra por la que recibe el Tercer Premio Nacional de Dramaturgia de la Secretaria de Cultura de Buenos Aires y sobre la que se realiza el guion cinematográfico del película “Lisboa”.

“Una Línea azul plateada en el río” y “La sombra de un perfume”, último estreno en el Teatro Nacional Cervantes.

Ha realizado guiones de arte sobre la obra del artista, pintor y escultor Carlos Regazzoni. Sus textos pueden encontrarse en diferentes publicaciones de Universidades y en varias editoriales. En el libro “Brilla por ausencia”, de Editorial Interzona, publicado recientemente, se encuentran algunas de sus obras.

Obras teatrales

La sombre de un perfume

Los Aromos, un micro diario conecta a sus pobladores con la ciudad más cercana, atravesando la avenida central, única calle asfaltada que conduce a la plaza. En ella, erguido y altivo brinda sombra un cedro, de robustas ramas que con el tiempo se ha convertido en el símbolo del pueblo porque fue elegido por los hombres desesperanzados para llevar adelante su acto suicida.
En una amplia casa, antigua Cochería Los Aromos, viven tres hermanas, cuyo abuelo, fundador del pueblo, fue quien trajo ese árbol de su tierra natal.
Desde la ventana de la casa, se asoman margaritas pampeanas y los azahares del monte embriagan el ambiente. En la sala hay un mueble bajo, sobre el que se apoyan varios maniquíes-cabezas. Y en el piso hay dos de tamaño humano. En uno luce un traje de novia blanco con cola, enfundado en un nylon transparente. El otro, vacío a la espera de la próxima boda. Sobre el lado izquierdo de la sala un biombo traslucido separa el ambiente.
Al centro una mesa, sillas y un pequeño banco de madera frente a un gran espejo oval.
Las dos hermanas mayores heredaron sus oficios, maquilladora de cadáveres una y confeccionista de trajes de novias y tocados, la otra. De tanto en tanto se presenta algún aprendiz.
La menor de las hermanas, Candela, tiene un único objetivo, casarse y espera desde hace 20 años que su amante se separe de la mujer, él le ha prometido que cuando su hija, Laurinda, sea mayor de edad y se case se animara a dar ese paso.
Laurinda se acerca a la casa de las mujeres para tomar clases de confección.
Candela aprovecha su presencia para informarse acerca de la flia del amante, y se entera que la joven ha roto con el novio y no piensa casarse. Ante la frustración de su plan, Candela toma la decisión de suicidarse. Será la primera vez que una mujer se suicida en el árbol elegido siempre por los hombres.
La muerte de Candela sumerge a las hermanas en el dolor y en el deseo de venganza. Quieren que el hombre pierda lo más preciado, su hija.
Las hermanas tratan de llevar a Laurinda hacia una mirada romántica y heroica del suicidio.
Descargar un fragmento de la obra en formato .doc
 

Victoria

Palabras de Patricia Zangaro, en la entrega de premios a la obra Victoria:
En nuestros primeros encuentros a propósito del concurso de dramaturgas “Rosa Guerra” debatíamos sobre los criterios de selección del material. ¿Debíamos privilegiar la precisión de un escribir sobre cualquier otra cuestión? ¿O quizá esa “nueva mirada”, esa inasequible marca de lo “femenino” debe guiar cualquier opción por una u otra obra?
La lectura de las piezas concursantes mostró innecesariamente esa discusión. VICTORIA, de Susana Gutiérrez Posse se impuso rápidamente entre el conjunto tanto por su calidad escritural como por su particular visión del mundo. Cuando la escritura despliega su trazo desde el deseo por descubrir y sostener la propia voz más allá de cualquier adscripción a determinado modelo, inevitablemente aparecerá esa “nueva mirada”, ese angulo diferente desde el cual observar el universo, porque esa propia voz está atravesada por toda nuestra historia, por la memoria individual y colectiva, por el registro ancestral de nuestra herencia femenina.
VICTORIA de Susana Gutiérrez Posse trabaja desde el encuentro entre un padre y la hija de treinta años que nunca conoció una inquietante paradoja: la hija no reconocida, que según sus propias palabras, nunca pudo pensarse como mujer sino como un fantasma de su padre, esa Victoria habitada por el agujero de la ausencia paterna que no logra construir sino una identidad difusa, sin fronteras, atravesada por la esquizofrenia, va sin embargo desplegando a lo largo de la obra un discurso propio, el discurso de lo diferente (¿metáfora de lo femenino?), que precisamente por su otredad resulta inapresable e inmanejable para el padre, de modo que desestructura su propio discurso, el discurso masculino que instituye la lógica de nuestra cultura, y que en la obra se hace presente a través de signos como el fax, el progreso, las pastillas tranquilizantes.
El aparente vacío de identidad generado en Victoria por la ausencia de la ley del padre es a su vez el instrumento que desestructura la propia identidad del padre, abismo aterrador del que Gustavo escapa, como había escapado treinta años atrás al abandonar a la madre de Victoria. Concebida por su madre como la Victoria del amor, del sostenimiento de una ilusión por el hombre ausente, Victoria vuelve a repetir el recorrido materno al ser abandonada otra vez por su padre y constituirse en la ilusión de su espera.
Victoria un nombre que no puede ser articulado por el padre, el nombre del otro, inaccesible, velado. Sólo al final, el padre podrá nombrar a su hija: luego de haberse asomado al abismo, de intentar huir aterrado, y de volver aunque sea por la excusa de recoger el abrigo, puede reconocer en Victoria esa presencia otra, esa configuración que no es a su imagen y semejanza, la presencia inquietante de la diferencia.
Desde una teatralidad despojada, esencial, Susana Gutiérrez Posse pone en acto, y este es su gran hallazgo, ese encuentro igualmente temido y deseado con el Otro.
Fue muy placentero descubrir esta pieza, premiarla y saber, una vez revelado el secreto de la identidad de la autora, que Susana Gutiérrez Posse desde hace tiempo ha encontrado en el teatro su modo de expresión, autora premiada y estrenada y que tiene su propio espacio dentro de nuestra dramaturgia.
Descargar un fragmento de la obra en formato .doc
 

Una línea azul plateada en el río

Dos mujeres, bajo una autopista que mira al río: Lapin, una joven embarazada, se refugia en la casa de Lagarta, quien le ofrece protección a cambio de dinero. Entre ambas planean la venta del hijo. El embarazo avanza en una encrucijada de fuerzas dibujando el mundo de la desesperanza, con la ilusión de que en algún momento, algún día, aparezca una línea azul plateada en el río.
Descargar un fragmento de la obra en formato .doc